Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1 Luis Alberto de Cuenca’ Category

Luis Alberto de Cuenca leyó sus textos en Almendralejo el 22 de febrero de 2005.

NOTA BIO-BIBLIOGRÁFICA

Nación en Madrid el 29 de diciembre de 1950. Estudio Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y acabó doctorándose en Filología Clásica en 1976, con una tesis sobre la figura del poeta griego Eurforión de Calcis. Fue director de la Biblioteca Nacional, del Instituto de Filología del C.S.I.C y Secretario de Estado de Cultura. Actualmente es profesor de investigación del C.S.I.C.

Luis Alberto de Cuenca destaca como filólogo, traductor, poeta y ensayista. Muestra de ello son los premios conseguidos en los distintos ámbitos. Premio de la Crítica con La caja de plata en 1985, y Premio Nacional de Traducción, en 1987, por su versión del Cantar de Valtario.

Su producción poética abarca las siguientes obras: Los retratos (1971), Elsinore (1072), Scholia (1978), Necrofilia (1983), La caja de plata (1985), El otro sueño (1987), Poesía (1970-1989), El hacha y la rosa (1993), Por fuertes y fronteras (1996), Los mundos y los días (1998), recopilación de su obra hasta esa fecha, Fiebre alta (1999), publicada en México, y Sin miedo ni esperanza (2002), que incluye poemas fechados entre 1996 y 2002.

Recientemente ha aparecido Doble filo, antología realizada por Luis Muñoz (Hiperión, Madrid, (2001) y además podemos encontrar una representativa selección de sus poemas en Treinta años de poesía española, de José Luis García Martín, (Renacimiento, Sevilla, 1996).

Sus ensayos se recogen en las obras Necesidad del mito (1976), El héroe y sus máscaras (1991), Etcétera (1990-1992), Bazar (1995) y Álbum de lecturas (1996).

TEXTOS

SONETO DE AMOR ATÓMICO

Has minado la selva de mi pecho.
Le has dado fuego a todos mis olvidos.
Has llenado de muertos y de heridos
el pacífico reino de mi lecho.

Te has subido a la lámpara del techo
para bombardearme los sentidos.
Has vertido explosión en mis oídos
con tu voz nuclear siempre al acecho.

No más fisión, amor, no más ojivas
ni más misiles en mi dormitorio.
Cesen con tu victoria los enojos.

Me rindo. Tú has ganado. Mientras vivas,
no alcanzarás un triunfo tan notorio:
me has volado la mente con tus ojos.

(De El otro sueño, 1987)

SÓLO EL SILENCIO SALVA

Sólo el silencia salva, compañero.
Sólo el silencia salva. Si has tenido
una noche gloriosa en que Afrodita
te ha sonreído y Baco te ha llenado
la copa sin cesar, piensa que luego,
cuando la oscuridad se desvanezca,
tus amigos se marchen a sus casas
y empiece a amanecer, sólo el silencio
va a salvarte, muchacho. Tenlo en cuenta.

(De Sin miedo ni esperanza, Madrid, Visor, 2002)

PARA SABER MÁS

Wikipedia
Cátedra Miguel Delibes
Cervantes Virtual
Entrevista en La “Gaceta Extremeña del Estudiante” (nº 93, 2005) por alumnos del I.E.S. “Santiago Apóstol”.

Read Full Post »